EN/ES/ : June 11, 2018 statement from Eric King, anarchist prisoner (USA)

I’ve got a lot of shit to say. Not right now per se, but in general there is a lot I like to talk about, and a lot I want to get off my chest or vent about. The environment I currently am held in is not conducive to radical or ”liberal” conversation topics. Me lamenting about vegan food options isn’t an interesting topic here in the politically west coast. My tongue is developing callouses I bite it so much around here. You’ve gotta keep yourself cool and out of bullshit, and the best and safest bet for me is often the mute button.
This is why I love my support team, and why I love people who write and support me. They turn my mute button off, they un-muzzle me. I can laugh with the people who back me when a rogue Anarchist helicopter crashes itself to kill all the soldiers on board. I can celebrate Herman’s release, or cry over the loss of more Palestinian life. I can get challenged on my views and ideas, I can be heard and recognized as another human being with ideas and feelings and beliefs. Something that very rarely happens in here. It is one of the biggest blessings I have, being able to share stories, share feelings, and share life with other human beings that can see past these walls.
One of my long term friends/supporters has been doing this really amazing thing recently, that I feel can very much potentially help spread prisoner support, and that is posting my writings to different ‘write in’ things. Submitting my writings to different groups web pages or blogs or zines, any of it. To me this is huge because it gives an opportunity to reach beyond the die-hard prison support community. Maybe someone new will see a submission, which will lead them to my website, which maybe sparks their interest further and they check out Bill’s or Michael’s team, this helps the entire community. It gives the chance to reach more people, people who may haven’t cared before but reads this one time, and it changes everything. Spark a change in their mind, to let them know that the struggle doesn’t stop when we are locked up, that we don’t stop existing as actual people inside prison, as opposed to just prisoners existing.

Recently I have received letters from different college and MIDDLE SCHOOL classes. Their teachers have encouraged them to reach out to political prisoners to further understand different struggles and what people go through while in prison. Isn’t that fucking amazing? Those teachers are doing what our support teams do, what our comrades do, spreading our voices and our stories, which carries the struggle past these walls, which hopefully inspires a deeper interest in ending prisons and supporting people who have fought against the system that holds them up. There is so much potential in being able to spread our voices this way.
Reaching outside our own community feels to me like an incredibly valuable, and important aspect of prison support. I want my mom to recognize Jennifer’s name, I want my non-political friends to know who Sean or Sol or Marius is. That is important. The more our teams and supporters spread our stories and our words, the more chance we have of getting more support and more anger towards this system. The more support we have the further our voices spread, the more we are shielded from our enemies in blue, the more we are kept human.
Thank you to everyone who has supported anyone behind bars..fist raised for Herman.
Until all are free…
EK
(A)
///
———————–
EE.UU.: 11 DE JUNIO – COMUNICADO DE ERIC KING
Tengo un montón de mierda que decir. No en este momento per se, pero en general hay mucho de lo que me gustaría hablar, y muchas cosas que quiero sacar de mi pecho y desahogarme. El entorno en el que actualmente me encuentro no es propicio para temas de conversación radicales o “liberales”. Lamentarme por las opciones de comida vegana no es un tema interesante políticamente aquí en la costa occidental. Mi lengua está desarrollando callos. La muerdo tanto por aquí. Tienes que mantenerte fresco y sin tonterías, y la mejor y más segura apuesta para mí suele ser el botón de silencio.
Es por eso que amo a mi grupo de apoyo y por qué amo a las personas que me escriben y me apoyan. Apagan mi botón de silencio, me desenganchan. Puedo reírme con la gente que me respalda cuando un helicóptero anarquista rebelde se estrella para matar a todxs lxs soldadxs a bordo. Puedo celebrar la liberación de Herman o llorar por la pérdida de más vidas palestinas. Puedo ser desafiado en mis puntos de vista e ideas, puedo ser escuchado y reconocido como otro ser humano con ideas, sentimientos y creencias. Algo que muy rara vez sucede aquí. Es una de las mayores bendiciones que tengo, poder compartir historias, compartir sentimientos y compartir la vida con otrxs seres humanos que pueden ver más allá de estas paredes.
Uno de mis amigxs / del grupo de apoyo, desde mucho tiempo, ha estado haciendo recientemente un asunto realmente asombroso, y creo que puede potencialmente ayudar a extender el apoyo de lxs prisionerxs, y esto es publicar mis escritos en diferentes lugares de “escritura”. Someter mis escritos a diferentes grupos de páginas web o blogs o revistas, cualquiera de ellos. Para mí, esto es enorme porque me brinda la oportunidad de ir más allá de la comunidad de apoyo penitenciario. Tal vez alguien nuevo verá una presentación, lo que los llevará a mi sitio web, lo que tal vez despierte aún más su interés y revisen el equipo de Bill o Michael, esto ayuda a toda la comunidad. Da la oportunidad de llegar a más personas, personas a las que quizás no les importó antes pero que cuando lo leen una vez, cambien del todo. Inicie un cambio en su mente, para hacerles saber que la lucha no se detiene cuando estamos encerradxs, que no dejamos de existir como personas dentro de la prisión, en lugar de ser meros prisionerxs.
Recientemente recibí cartas de diferentes colegios y clases de la secundaria. Sus maestrxs lxs han alentado a acercarse a lxs presxs políticxs para comprender mejor las diferentes luchas y lo que las personas atraviesan mientras están en prisión. ¿No es increíble? Esxs maestrxs están haciendo lo que nuestros grupos de apoyo hacen, lo que hacen nuestrxs compañerxs, difundiendo nuestras voces y nuestras historias, lo que conlleva la lucha más allá de estos muros, lo que inspira un interés más profundo en acabar con las cárceles y apoyar a las personas que han luchado contra el sistema de los de arriba. Hay mucho potencial para poder difundir nuestras voces de esta manera.
Que el alcance sea más allá de nuestra propia comunidad me parece un aspecto increíblemente valioso e importante para el apoyo en prisión. Quiero que mi madre reconozca el nombre de Jennifer, quiero que mis amigxs no políticxs sepan quién es Sean, Sol o Marius. Eso es importante. Mientras nuestros grupos y colaboradores propaguen nuestras historias y nuestras palabras, más posibilidades tenemos de obtener más apoyo y más enojo hacia este sistema. Mientras más apoyo tengamos, mientras más se extiendan nuestras voces, mientras más protegidos estemos de nuestrxs enemigxs de azul, más nos mantendremos como humanxs.
Gracias a todxs lxs que han apoyado a alguien tras las rejas
… puño levantado por Herman.
Hasta que todxs seamos libres…
EK
(A)
///
FUENTE: JUNE 11
TRADUCCIÓN: INSTINTO SALVAJE

Comments are closed.